Iniciadas las prospecciones para investigar el subsuelo del Casco Histórico

Ya se han encontrado materiales interesantes que dan pistas sobre la ocupación que tuvo el Campo de la Iglesia
Ya se han encontrado materiales interesantes que dan pistas sobre la ocupación que tuvo el Campo de la Iglesia
Estas pequeñas excavaciones forman parte de la segunda fase del proyecto arqueológico que viene realizándose desde hace meses y con el que se quiere pasar de la leyenda a la ciencia
Iniciadas las prospecciones para investigar el subsuelo del Casco Histórico

Enmarcado en la celebración del 700 aniversario de la fundación de Portugalete, el Ayuntamiento, junto con la Fundación El Abra, promotora del proyecto, ha recogido toda la información disponible en la investigación geofísica que se ha realizado en el Casco Histórico de la Villa para encontrar restos arqueológicos de interés.

Tras los sondeos realizados con georadar, tomografía eléctrica y microgravimetría con anterioridad, el Museo de la Minería del País Vasco ha comenzado con las pequeñas excavaciones en la zona del Campo de la Iglesia del Casco Histórico, dando así un paso más en el objetivo de descubrir la presencia de estructuras de alto valor arqueológico en este punto.

Los sondeos se están centrando, por el momento, en la zona verde ubicada en el Campo de la Iglesia, entre la Torre Salazar y la basílica de Santa María. En la primera jornada de trabajo, los arqueólogos Javier Franco y Josu Etxezarraga ya encontraron materiales interesantes en el subsuelo, que sirven para dar pistas de la ocupación que históricamente tuvo el Campo de la Iglesia. 

Estas prospecciones forman parte de la segunda fase del proyecto de investigación del valor arqueológico de este subsuelo, una iniciativa con la que se pretende pasar de la leyenda a la ciencia. Y es que las historias hablan, entre otras cosas, de la presencia de galerías subterráneas, así como atarjeas medievales e, incluso, de restos de la iglesia que se alzaba en este punto antes de que se iniciase la construcción de la basílica de Santa María. Los resultados de las tres pruebas realizadas en la primera fase del proyecto, labores que se ejecutaron en noviembre del pasado año, han dado esperanzas para que la leyenda o, al menos, parte de ella, sea realidad, detectándose un total de 33 anomalías en los 3.000 metros cuadrados de subsuelo que se analizaron. 

La presencia de esas anomalías no quiere decir necesariamente que haya presencia de restos arqueológicos, aunque sí es un número importante y hace indicar que es una opción muy real que, bajo los pies de lo que hoy es Portugalete, haya restos de lo que fue la Villa jarrillera durante la época medieval, antes siquiera de que María Díaz de Haro fundase Portugalete hace 699 años. 

Se han detectado una serie de evidencias alineadas en el subsuelo que se corresponderían con muros de contención y rellenos, cuyo fin parece haber sido el de crear un rellano que salvase el desnivel del terreno y permitiese construir la iglesia actual sobre los restos de una anterior más pequeña.

Los sondeos que se realizan en el Campo de la Iglesia del Casco Histórico de Portugalete son muy importantes para que la localidad pueda conocer su historia, pero también será muy valioso para otras villas medievales de Bizkaia. En este sentido, todo aquello que se halle en estos sondeos en Portugalete serviría de referencia para lo que pudiera encontrarse en esas otras localidades. 

Iniciadas las prospecciones para investigar el subsuelo del Casco Histórico