Surposa pone tres locales municipales a disposición de los emprendedores

surposa locales emprendimiento
Uno de los locales que pone Surposa a disposición se encuentra en el número 18 de la calle Santa María
La sociedad urbanística ha acondicionado estas ubicaciones para facilitar la puesta en marcha 
de actividad comercial y de servicios, y ofrece importantes bonificaciones económicas
 
Surposa pone tres locales municipales a disposición de los emprendedores

Surposa ha puesto en marcha una iniciativa de apoyo a las personas emprendedoras y de fomento de la actividad económica que consiste en poner a disposición del Programa de Emprendimiento Comercial, tres locales municipales, de tal manera que estas personas pueden abrir sus negocios en estas ubicaciones. Para ello, la sociedad urbanística ha invertido 76.431 euros en obras de acondicionamiento de estos locales.

Surposa cuenta con tres bajos comerciales, dos de ellos en el Casco Histórico y uno en el equipamiento San Roke. Los tres estaban en obras. En dos de ellos, el de Víctor Chávarri 3, que tiene una superficie útil de 22 metros cuadrados, y el local número 7 de San Roke, con 27,2 metros cuadrados, se han hecho trabajos de reforma de suelos, techos, paredes, instalación de fontanería, electricidad, escaparate comercial y creación de aseos. Y en el local de Santa María 18, de 64 metros cuadrados de superficie útil, comenzarán en breve también obras de acondicionamiento.

Las obras pretenden facilitar la entrada de las personas emprendedoras a desarrollar su actividad. “Sabemos que dependiendo del tipo de actividad que quieran desarrollar, posiblemente tengan que acometer alguna obra o inversión adicional. Con estos acondicionamientos iniciales queremos facilitar al máximo la implantación de nuevas empresas” afirma Txema Ezkerra, presidente de Surposa. 

La coordinación y colaboración entre Surposa y el área de Promoción Económica y Empleo ha hecho posible que esta propuesta salga adelante. 

Experiencia piloto
Desde Promoción Económica se está trabajando en ofrecer respuestas integrales y personalizadas a las personas que emprenden y en la generación de contextos, programas y proyectos que faciliten las condiciones y la viabilidad de los proyectos que se impulsen por parte de las personas emprendedoras. 

Ezkerra recalca que “esta es una experiencia piloto e innovadora, basada en el Programa de Emprendimiento, que contiene un conjunto de medidas como el alquiler bonificado, la carencia por inversión inicial y la apuesta por personas jóvenes emprendedoras. Como toda experiencia piloto, contará con su evaluación de resultados para ir introduciendo las mejoras oportunas”.

La duración inicial del contrato será de un año, prorrogable inicialmente hasta los tres años. El importe de la renta de los locales será la que resulte de reducir en un 30% la renta estimada de mercado. Cuando la inversión que realice la persona promotora para la puesta en marcha de la actividad supere los 5.000 euros para obras, instalaciones o adaptaciones a realizar en el local de carácter fijo y permanente, se podrá establecer una carencia de tres meses en los que no se abonará la renta establecida. 

Las personas emprendedoras tienen de plazo hasta este 15 de diciembre para presentar sus propuestas. En el Casco Histórico se opta por una estrategia mixta que apueste por la singularidad, servicios profesionales y comercio de proximidad. En la zona de San Roque se opta por comercio de proximidad y servicios especializados incluyendo en los mismos a aquellos que hagan un aporte complementario a la zona de hostelería.  Se tendrá en cuenta también aquellos proyectos empresariales impulsados por personas jóvenes de hasta 30 años de edad. 

Surposa pone tres locales municipales a disposición de los emprendedores