Modificaciones sucesorias de la Ley de Derecho Civil Vasco

Modificaciones sucesorias de la Ley de Derecho Civil Vasco

Ley 5/2015, de 25 de Junio, de Derecho Civil Vasco, introdujo diferencias sustanciales con respecto a la legislación aplicable en el País Vasco, ya que, desde la entrada en vigor de esta Ley, quienes gocen de vecindad civil en cualquiera de los territorios de la Comunidad Autónoma del País Vasco, adquirirán automáticamente la vecindad civil vasca y la vecindad civil local que, en su caso, les corresponda.

Así, debemos tener en cuenta que con la aplicación de la Ley 5/2015 de 25 de Junio es de aplicación lo siguiente:

1/ LEGITIMARIOS: Son legitimarios los hijos o descendientes y el cónyuge viudo o miembro superviviente de la pareja de hecho por su cuota usufructuaria, en concurrencia con cualquier clase de herederos. No son legitimarios los ascendientes respecto de sus descendientes. 

La legítima de los descendientes. Será un tercio de la herencia. El causante está obligado a transmitir la legítima a sus legitimarios, pero puede elegir entre ellos a uno o varios y apartar a los demás. También puede disponer de la legítima a favor de sus nietos o descendientes posteriores. 

La legítima del cónyuge viudo o superviviente de la pareja de hecho. Será el usufructo de la mitad de todos los bienes del causante si concurriere con descendientes o, en defecto de descendientes, al usufructo de dos tercios. Además, tendrá derecho de habitación en la vivienda conyugal o de la pareja de hecho, mientras se mantenga en estado de viudedad, no haga vida marital ni tenga un hijo no matrimonial o no constituya una nueva pareja de hecho. El causante podrá disponer a favor de su cónyuge o superviviente de la pareja de hecho del usufructo universal de sus bienes. Salvo disposición expresa del causante, este legado será incompatible con el de la parte de libre disposición. Si el causante los dispusiere de modo alternativo, elegirá el  cónyuge viudo o superviviente de la pareja de hecho. Salvo disposición expresa del causante, carecerá de derechos legitimarios y de habitación en el domicilio conyugal o de la pareja de hecho, y, en su caso, se extinguirá el usufructo universal, si el cónyuge se hallara separado por sentencia firme o por mutuo acuerdo, o hiciera vida marital o se encontrara ligado por una relación afectivo-sexual con otra persona.

2/ LA SUCESIÓN LEGAL O INTESTADA: El orden de suceder es el siguiente: 1º Hijos o descendientes. 2º Cónyuge viudo no separado legalmente o por mutuo acuerdo que conste de modo fehaciente o el superviviente de la pareja de hecho extinta por fallecimiento de uno de sus miembros. 3º Ascendientes. 4º Colaterales dentro del cuarto grado, por consanguinidad o adopción. 

En defecto de personas llamadas legalmente a la sucesión, sucederá la Administración General de la Comunidad Autónoma del País Vasco, asignando una tercera parte a sí misma, otra tercera parte a la Diputación foral de la última residencia del difunto y la otra tercera parte al municipio de la última residencia.

Aunque alguna materia es de dudosa conveniencia, en especial la preferencia del cónyuge o pareja sobre los ascendientes en la sucesión intestada, pudiendo incrementar la tensión entre suegros y yernos y nueras, la opinión general de esta ley es favorable, pues supone una ampliación de la libertad civil y de disposición.

Modificaciones sucesorias de la Ley de Derecho Civil Vasco