Reclamación de Gastos de Hipoteca

Reclamación de Gastos de Hipoteca

¿Qué gastos de constitución de hipoteca he pagado de más?

Cuando compramos una vivienda a través de financiación hipotecaria, existen dos grandes grupos de gastos: los gastos de compraventa (lo que se paga por la gestión y papeleo por la transmisión de la propiedad) y los gastos de escrituración de la hipoteca. Estos últimos gastos son los que, según la ley, correspondería pagar a la entidad, como sujeto pasivo e interesado de esta parte de la transacción.

Según figura en la ley, los siguientes gastos no deberían ser trasmitidos a los clientes:

  1. Gastos notariales: suele representar entre el 0,1 % y el 0,5 % de la responsabilidad hipotecaria, más coste por hoja de las escrituras.
  2. Gestoría: aproximadamente 400 €.
  3. Gastos Registro de la Propiedad: no suele superar el 0,2 %
  4. Impuestos: IAJD depende de cada comunidad autónoma, suele oscilar entre el 0,1 % y el 1 % 
  5. También la tasación sería un gasto que el banco nos debería devolver si cuando firmamos la hipoteca teníamos una tasación legal en vigor y el banco no la aceptó y nos exigió realizar una con su tasadora.

¿Por qué han sido declarados nulos estos gastos? 

El 23 diciembre de 2015, a las mismas puertas de la Navidad, veía la luz la sentencia del Tribunal Supremo en la que se declaraba como abusiva la práctica de imponer los gastos de formalización de las hipotecas. 

En dicha sentencia se especifica que se trata de una situación abusiva, al no establecer una correcta distribución de los gastos de notaría, derivados de la necesitada de requerir de un notario y un registrador. Del mismo modo, corresponde al sujeto pasivo de la operación el pago de los tributos correspondientes, en este caso el IAJD. El banco es el sujeto pasivo de estas operaciones porque es quien se beneficia de ellas y no el cliente que solicita la hipoteca.

¿Cómo puedo conseguir la devolución de los gastos de mi hipoteca? 

Al igual que los hipotecados con cláusula suelo, en primer lugar debemos averiguar a cuánto asciende la cantidad que abonamos, para poder concretar el importe correspondiente. Por lo que debemos disponer de las facturas de estos gastos. 

Después deberíamos ponernos en contacto con nuestra entidad para reclamar nuestro dinero. Para ello en primer lugar deberíamos pedir una cita con el director de nuestra sucursal y exponerle nuestro caso. Si este no accede, pasaríamos a poner una reclamación formal al servicio de atención al cliente de nuestra entidad. Si esto tampoco funciona, el siguiente paso es elevar la reclamación al Banco de España, que en un plazo máximo de 2 meses debería emitir su postura. Finalmente, si no ninguna de los pasos anteriores funciona, tendremos que afrontar la vía judicial y tomar medidas legales. 

¿Qué gastos no son reclamables? 

Como hacíamos referencia más arriba, el hecho de que algunos gastos hipotecarios se adjudiquen de manera errónea a los clientes, no significa que no tengamos que abordar ningún coste al comprar nuestra vivienda mediante una hipoteca.

Para empezar, será el comprador de la vivienda y no el vendedor el responsable de pagar los gastos correspondientes del proceso de compraventa. En particular, seguirá teniendo que hacer frente al pago del notario, registro, gestoría, impuesto sobre actos jurídicos documentados (IAJD), así como IVA si la vivienda es de obra nueva o ITP si se trata de un inmueble de segunda mano.

Según las revisiones que hacemos todos los días, prácticamente todas las entidades han impuesto que el consumidor tenga que pagar gastos que no le corresponden. Por ello, estamos presentando demandas contra BBVA, ING, SANTANDER, BANKINTER, BANCO POPULAR, BANCO SABADELL, BANKIA, KUTXABANK, IBERCAJA y otras.

Reclamación de Gastos de Hipoteca