Una exposición recorre el paisaje de las últimas cuatro décadas en Portugalete

“Fotografiar tu pueblo no
es sencillo, tienes más vistas las cosas y cuesta apreciarlas con una mirada nueva”
“Fotografiar tu pueblo no es sencillo, tienes más vistas las cosas y cuesta apreciarlas con una mirada nueva”
La Torre Salazar alberga 50 imágenes del estudio fotográfico realizado por la jarrillera Diana Terceño, quien espera que “el amor con el que está hecho se trasmita a quienes vayan a verlo”
Una exposición recorre el paisaje de las últimas cuatro décadas en Portugalete

Desde el 15 de abril y hasta el próximo 12 de mayo, la Torre Salazar alberga la exposición ‘Meras fotografías: estudio paisajístico de Portugalete 1981-2021’, una muestra de la jarrillera Diana Terceño en la que podrán apreciarse 50 imágenes de la Villa, seleccionadas por la artista entre todo su archivo de aproximadamente 5.000 fotografías sobre Portugalete.

Se trata de un estudio de paisajismo elaborado a lo largo de cuatro décadas, muchas fotografías realizadas en formato analógico y otras realizadas en digital. “Siempre tuve como premisa en esta obra hacer fotos limpias, con esto quiero decir fotos hechas en la cámara, expuestas correctamente, con encuadres muy pensados, sin retoques, ni filtros, ni efectos para corregirlas. Es la búsqueda de la foto pura perfecta. Esta intención se agudizó con los años, la entrada de los móviles y la invasión de sus cámaras efectistas”, explica Diana.

En esta selección de fotos presentada se puede apreciar cómo ha variado el paisaje con los años, o cómo un mismo lugar, la misma toma, es completamente diferente dependiendo de la hora del día, de la estación, del año o del estado emocional de la mirada que la capta. Incluso en esta exposición hay paisajes que ya no existen. “Es un trabajo hecho con mucho amor, espero que eso se transmita y que, quienes acudan a verlo, disfruten con las imágenes”, remarca.

Acercar al arte

Diana ya expuso hace muchos años una muestra de arte joven con la Fundación Trocóniz en el Mercado y hace dos años también llevó una muestra de este estudio al Batzoki, que habitualmente realiza exposiciones. “Está muy bien que el arte se acerque a los sitios que la gente frecuenta”, apunta. También ha expuesto en museos, centros de arte, galerías y festivales de fotografía de Madrid, Córdoba, Granada, Milán, Turín, Roma, Chicago, Miami, Tokio o Singapur, “pero siempre es agradable mostrar el trabajo en tu pueblo y disfrutarlo con la gente querida”, reconoce.

Diana admite que fotografiar en Portugalete no le resulta sencillo: “Tienes más conocimiento del espacio, pero también tienes más vistas las cosas y cuesta apreciarlas con una mirada nueva”.

“Portugalete tiene muchos espacios preciosos y cualquier momento es bueno para sacar fotografías, aunque por comodidad prefiero aquellos en los que hay poca gente y tengo predilección por la puestas de sol de El Abra en verano. Este trabajo me ha llevado mucho tiempo y muchas noches de pasar frío y días de achicharrarme al sol. No es sencillo, te tienen que coincidir los cielos, la meteorología, la situación del sol, las mareas, los camiones de reparto, etc. Hay que tener mucha paciencia para conseguir una buena foto”, explica la artista, que ha desarrollado toda su carrera profesional en los medios audiovisuales, y paralelamente ha realizando su obra artística bajo el seudónimo de [email protected]. “Actualmente me dedico sólo al arte audiovisual, donde puedo expresarme con mayor libertad y hacer todo tipo de obras”, aclara.

Una exposición recorre el paisaje de las últimas cuatro décadas en Portugalete